Recomendaciones para blogueros académicos (I)

  A la hora de abrir un blog, conviene tener en cuenta algunas recomendaciones generales que pueden ayudar a hacer un uso óptimo de este medio. En este sentido, es preciso adaptarse a las características propias del formato blog en lo que respecta al estilo, la extensión o la periodicidad.

"Caution: Blog Ahead", por Mixy Lorenzo, licencia    (CC BY-NC-SA 2.0)
“Caution: Blog Ahead”, por Mixy Lorenzo, licencia (CC BY-NC-SA 2.0)

En primer lugar, los títulos de las entradas deben ser breves y claros. Esto mejora la visibilidad en buscadores, agregadores y lectores de feeds. También facilita la lectura desde dispositivos móviles con diferentes anchos de pantalla.
Es recomendable que los textos de las entradas tampoco sean muy largos, entre doscientas y quinientas palabras como máximo. Hay que tener en cuenta que la lectura en pantalla es más cansada que en papel. Pero si el tema que nos ocupa requiere de mayor extensión, una opción interesante sería hacer varias entradas seriadas, secuenciando el contenido en varios posts.

  Otro de los factores clave para la buena marcha de nuestro blog es actualizarlo con frecuencia y, probablemente, esta sea la tarea más complicada para el bloguero. Una buena media para un blog académico serían dos entradas mensuales (a partir de ahí, todas las que queramos). La constancia es, sin duda, un elemento que asegurará la fidelidad de nuestros lectores.  Además, es conveniente publicar en función de una periodicidad establecida, es decir, si tenemos cuatro entradas para publicar, es preferible espaciarlas y publicar, por ejemplo, una por semana, que publicarlas todas seguidas y luego dejar pasar un mes sin publicar nada. La regularidad a la publicación permite a los lectores saber cuándo habrá contenidos disponibles.

  Para multiplicar el alcance de nuestros contenidos, interesa activar los iconos de redes sociales bajo cada entrada, una funcionalidad que llevan de serie la  mayoría de plantillas: al permitir compartir, ganaremos visibilidad y llegaremos a más lectores potenciales.
Además, siempre que sea posible se enlazará a la información mencionada para facilitar su localización al lector y ofrecer una experiencia lectora enriquecida y de calidad.

  Y para terminar esta primera entrega, una página Perfil o Quiénes somos es indispensable para presentarnos. Este un buen lugar para incluir una breve biografía profesional, la imagen del autor y los datos de contacto. Seguiremos con más recomendaciones en la próxima entrada. Esperamos que os resulten de utilidad.


1 comentario en “Recomendaciones para blogueros académicos (I)

  1. Me parecen muy interesantes estas recomendaciones ya que no solamente le ayudan a escritores profesionales de blogs sino también a estudiantes como yo ya que me permitirá realizr un blog de calidad a la hora de alguna tarea de la universidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.